Fundadores

fundadores Clarerianas

Fundadores

María Antonia París

Mª Antonia París nace en Vallmoll en 1813. En 1841 ingresa en la Compañía de María, donde permanecerá durante nueve años. Será a lo largo de este tiempo cuando sienta la inspiración carismática de fundar una Orden nueva, basada en la pobreza y la fidelidad al evangelio, a imitación de los primeros apóstoles. Con la ayuda de Antonio María Claret, arzobispo de Cuba, cristaliza esa llamada e inspiración en una nueva congregación, que nacerá en 1855 en Santiago de Cuba, donde la primera comunidad fundada trabajará para atender las necesidades de la educación de la mujer y dignificar la condición femenina en la sociedad cubana de aquellos tiempos.

 

En 1859 Mª Antonia regresa a España y funda las primeras comunidades en Tremp (Lérida), Reus (Tarragona), Carcagente (Valencia) y Vélez-Rubio (Almería).

 

Fallece el 17 de enero de 1885, rodeada de las hermanas de la comunidad de Reus, donde su cuerpo reposa, en la cripta de la Iglesia.

 

Juan Pablo II declaró la heroicidad de sus virtudes el 23 de diciembre de 1993 y desde entonces es considerada como Venerable.

fundadores Claretianas María Antonia París

San Antonio María Claret

Antonio Mª Claret nace en Sallent (Barcelona) la víspera de Nochebuena de 1807, en el seno de una familia cristiana dedicada a la fabricación de tejidos. A los doce años, su padre le pone a trabajar en el telar familiar y posteriormente le envía a Barcelona para perfeccionarse en el arte textil. Pero a los 22 años abandonará sus estudios, para ingresar en el seminario de Vi. Tras ser ordenado sacerdote sera envíado a predicar por Cataluña y por toda la Península como misionero apostólico. Mención especial requiere su actividad pastoral en las Islas Canarias, donde aún es recordado y venerado.

 

El 16 de julio de 1849, funda en el seminario de Vic la Congregación de los Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María. A los pocos días, le comunican su nombramiento como arzobispo de Cuba, instalándose en la isla poco después, y desempañando una activa labor pastoral durante los años que vivió allí. Con la M. Mª Antonia París fundó las Religiosas de María Inmaculada Misioneras Claretianas el 25 de agosto de 1855.

 

Tras ser nombrado confesor de Isabel II en 1857 regresó a Madrid, de donde huye exiliado en 1868 hacia Francia. Participó en el Concilio Vaticano I y murió en Fontfroide (Francia) el 24 de octubre de 1870.

 

Fue canonizado por Pío XII en 1950, y sus restos reposan actualmente en Vic.

fudadores claretianas Antonio María Claret

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies